Cómo tener la cabeza en el instante presente

Tan solo son unas pautas para bajar el ritmo, para calmar la mente, para poder estar en el instante presente y no en otro sitio.

Comienza por poner atención a tu respiración en diferentes momentos del día. Este gesto detiene automáticamente tu mente de esos pensamientos que acaban dañándote